Loading color scheme

Datos Generales

UBICACIÓN GEOGRÁFICA DEL CANTÓN CAÑAR


El cantón Cañar se ubica al sur de la República del Ecuador, en la cordillera de los Andes y pertenece a la provincia del mismo nombre, que junto con Azuay y Morona Santiago conforman la zona 06, establecida por la Secretaría Técnica Planifica Ecuador.
El Cantón Cañar, ocupa una superficie de 185580,58 hectáreas (1855,80 Km2), representa aproximadamente el 45.5% de la superficie de la provincia del Cañar, siendo este el cantón de mayor superficie. Su territorio se extiende entre la cordillera occidental y el valle intermedio de los Andes. Presenta una altitud de 100 a 4500 msnm, ubicándose en regiones naturales de costa y sierra.
Su cabecera cantonal es la ciudad de Cañar, emplazada en uno de los valles de las estribaciones sur del río Cañar, a 3150 msnm.
El cantón, está conformado por una parroquia urbana que es Cañar y por 11 rurales: Chontamarca, Chorocopte, Ducur, General Morales, Gualleturo, Honorato Vásquez, Ingapirca, Juncal, San Antonio Ventura y Zhud.

Limita al Norte con la provincia de Chimborazo, Al Sur con la provincia del Azuay y los cantones Biblián y Azogues, Al Este con el cantón Azogues y al Oeste con el cantón La Troncal y provincia de Azuay. Cabe destacar que limita también con dos cantones internos que son El Tambo y Suscal.

Imagen: 1 Ubicación del cantón Cañar

Elaboración: Equipo Técnico PDOT-PUGS-2020

 Estructura Geográfica

El cantón Cañar tiene a la ciudad de Cañar como cabecera cantonal, 11 parroquiales rurales, 194 comunidades y 19 barrios urbanos en constitución, ver mapa.
En el ámbito demográfico, presenta una población de 59.323 habitantes (INEC 2010), de la cual el 77,40 % vive en el área rural. Desde el punto de vista de la identidad o etnia, el 57,53 % se identifica como mestizo, mientras el 39 % como indígena, el 2,27 % como blanco y el 1,17 % se identifica entre afro ecuatoriano, negro, mulato, montubio u otro.

El 45,59 % de los habitantes pertenece al género masculino y el 54,41 % al femenino; la mayor densidad poblacional se observa en la cabecera cantonal con 2,29 hab./ha.
La temperatura promedio es de 12,5 oC, siendo los meses más cálidos enero y mayo, y los más fríos julio y agosto; el mes de mayor pluviosidad es abril y el de menor pluviosidad es julio.

La humedad promedio más alta se da en febrero. Así, la cabecera cantonal o el área consolidada se encuentra a 3.100 metros sobre el nivel del mar.

El principal sistema hidrográfico del cantón, lo constituyen los ríos Cañar, Bulubulo, Chilcales, Tigsay, Corazón, el margen derecho de Patúl y el margen izquierdo de Chanchán con pequeños afluentes y vertientes que alimentan a los antes señalados, éstos son aprovechadas por las poblaciones de la cuenca baja para el regadío de cultivos agrícolas, abrevadero de animales y por el proyecto hidroeléctrico Ocaña en el río Cañar.

Las comunidades rurales presentan un nivel de organización sociopolítica, cuyo origen se remonta en la familia del pueblo Kañari, inclusive anterior a la conquista incásica con organizaciones de diferente tipo tales como comunas, comunidades, cooperativas y asociaciones de producción y comercialización agropecuaria, artesanal y de desarrollo, cuyo impulso se debió particularmente al proceso de Reforma Agraria y su promulgación en el año 1973 y a las reivindicaciones sociales.

En la actualidad, en el cantón existe un acentuado minifundio de los predios rurales, aproximadamente un 81 % de las unidades de producción agrícolas son inferiores a 10 ha. Se entiende por minifundio a la pequeña propiedad rural, generalmente en manos de campesinos, que posee una superficie insuficiente para desarrollar una explotación racional. El minifundio se presenta por lo general como contrapartida de los latifundios en economías tradicionales, son tecnológicamente atrasadas y con escasa inversión de capital. Sus poseedores, que viven muy cerca del nivel de supervivencia, frecuentemente se ven obligados a repartir la escasa tierra que poseen entre sus descendientes, agudizando así el problema del escaso tamaño de las parcelas. Cuando esto no es posible surge entonces una fuerte presión demográfica que expulsa los habitantes de las zonas rurales hacia las ciudades, dando origen a las migraciones rural-urbanas tan características de nuestro siglo.

Por otra parte, los principales cultivos del cantón en la zona media y alta son los tubérculos y raíces predominado la papa y en menor proporción el melloco, oca y mashua; entre los granos se encuentra el maíz, arveja, cebada, haba, quinua, chocho, amaranto; hortalizas, entre otros; en la zona tropical o costanera se cultiva café, cacao, banano, yuca y caña de azúcar.

En los últimos años, el cantón ha tenido un notable incremento en la explotación ganadera y gran parte de los terrenos anteriormente de uso agrícola, se han convertido en pastizales y potreros. Los productores, la consideran como una fuente de producción más segura en relación a la agricultura, aunque esto también ha sido una de las consecuencias de la fuerte corriente migratoria producida en la última década, sobre todo de la población joven, generando una ausencia de mano de obra.